Sobre el principio esperanza de Bloch con Claudia Kalász

En el último CorAnimal estuvimos con Claudia Kalász charlando  sobre  el principio esperanza de Ernst Bloch, al que Claudia se refiere desde el trabajo que ha realizado en el marco de su colaboración con Francesc Abad dentro del proyecto «Espacio para la Utopía. Raum für die Utopie»: http://www.blockbloch.net/

Aquí las referencias al hilo del argumento que seguimos durante el programa:
Hesíodo (Grecia, entorno al 700 a. C.): narra el mito de Pandora en Los trabajos y los días.

Friedrich Nietzsche (1844-1900): Menschliches, Allzumenschliches [Humano, demasiado humano]
71. Sólo un mal no se había escapado del vaso; entonces Pandora, siguiendo la voluntad de Zeus, tiró la cobertera y quedó dentro. Desde entonces el hombre tiene en su propia casa, dentro de sí mismo, el vaso de la dicha, y piensa maravillas del tesoro que posee aquél; se entrega a su servicio, y busca la manera de cogerlo cuando de ello tiene deseo; porque no sabe todavía que el vaso que le llevó Pandora es el vaso de los males, y que el mal que guarda en su fondo es la mayor de las infelicidades (la Esperanza). Zeus quería, en efecto, que el hombre, cualesquiera que fuesen lo males que sopor-tara, no echase lejos de sí el de la vida, para que así tu-viera que dejarse torturar siempre de nuevo. Por esto es por lo que dejó al hombre la Esperanza, y la Esperanza es en verdad el peor de los males, porque prolonga los suplicios de los hombres.
Todo el texto en pdf: https://saudeglobaldotorg1.files.wordpress.com/2013/08/te1-nietzsche-humano.pdf

-Walter Benjamin (Berlin, 1892-Portbou, 1940): Über den Begriff der Geschichte . Hgg. von Gérard Raulet. Walter Benjamin. Werke und Nachlaß. Kritische Gesamtausgabe. Im Auftrag der Hamburger Stiftung zur Förderungvon Wissenschaft und Kultur, herausgegeben von Christoph Gödde und Henri Lonitz in Zusammenarbeit mit demWalter Benjamin Archiv. Band 19. Suhrkamp Verlag Berlin 2010.
https://www.suhrkamp.de/download/Blickinsbuch/9783518585498.pdf

Tesis sobre el concepto de historia, de Walter Benjamin
Tesis VI
Articular históricamente el pasado no significa conocerlo “tal como verdaderamente fue”. Significa apoderarse de un recuerdo tal como éste relumbra en un instante de peligro. De lo que se trata para el materialismo histórico es de atrapar una imagen del pasado tal como ésta se le enfoca de repente al sujeto histórico en el instante de peligro. El peligro amenaza tanto a la permanencia de la tradición como a los receptores de la misma. Para ambos es uno y el mismo: el peligro de entregarse como instrumentos de clase dominante. En cada época es preciso hacer nuevamente el intento de arrancar la tradición de manos del conformismo, que está siempre a punto de someterla. Pues el Mesías no sólo viene como Redentor, sino también como vencedor del Anticristo. Encender en el pasado la chispa de la esperanza es un don que sólo se encuentra en aquel historiador que está compenetrado con esto: tampoco los muertos estarán a salvo del enemigo, si éste vence. Y este enemigo no ha cesado de vencer.

Tesis XII
Necesitamos de la historia, pero de otra manera de como la necesita el ocioso exquisito en los jardines del saber. Nietzsche, Beneficios y perjuicios de la historia para la vida. El sujeto del conocimiento histórico es la clase oprimida misma, cuando combate. En Marx aparece como la última clase esclavizada, como la clase vengadora, que lleva a su fin la obra de la liberación en nombre de tantas generaciones de vencidos. Esta conciencia, que por corto tiempo volvió a tener vigencia con el movimiento «Spartacus», ha sido siempre desagradable para al socialdemocracia. En el curso de treinta años ha logrado borrar casi por completo el nombre de Blanqui, cuyo timbre metálico hizo temblar al siglo pasado. Se ha contentado con asignar a la clase trabajadora el papel de redentora de las generaciones futuras , cortando así el nervio de su mejor fuerza. En esta escuela, la clase desaprendió lo mismo el odio que la voluntad de sacrificio. Pues ambos se nutren de la imagen de los antepasados esclavizados y no del ideal de los descendientes liberados.

(Traducción de Bolívar Echeverría (Ecuador, 1941-Ciudad de México, 2010), https://circulodepoesia.com/2015/03/walter-benjamin-tesis-sobre-el-concepto-de-historia/)

«Oh, Hoffnung genug, unendlich viel Hoffnung – nur nicht für uns.» (Franz Kafka, según el testimonio de Max Brod).

-Federica Montseny (Madrid, 1905 – Toulouse, 1994): El Éxodo. (Pasión y muerte de los españoles en el exilio). Barcelona: Galba Edicions, 1977. Reedición de la primera edición en Toulouse 1969. Introduce su epílogo “Corolario” con la sentencia de Kafka “Esperanza infinita, pero no para nosotros”.

Al ver que todo había sido vanas promesas; al pensar en los raudales de sangre vertida, de todos estos corazones fluye un rencor secreto y profundo. Todos piensan en los compañeros muertos, es esa sucesión de tumbas que escalonan las rutas de la victoria aliada, que no han sido las rutas para la liberación de los pueblos de sus más inmediatos enemigos; la guerra y el fascismo.

-Y el grito desolado de Franz Kafka, “Esperanza infinita, pero no para nosotros” , aparece hoy como la trágica ineludible realidad de lo que han sido, son y serán nuestras vidas.

Pero yo, serenamente, quiero decir a todos los desesperados, a los que el engaño y el desengaño enloquecen; quiero decir a todos los pesimistas, abrumados por el peso efectivo de la sentencia de Kafka, que, en efecto, es el destino de nuestra generación; se ha sido el destino el destino eterno de todas las generaciones: trabajar para un mañana; morir por un mañana, que jamás vio ni vivió ningún hombre.

Al nacer recogemos una herencia que tenemos el deber moral, natural, de devolver, acrecentada, a las generaciones que deberán sucedernos. (..)

¡Esperanza infinita, aunque no para nosotros!

Aceptamos nuestro destino con orgullo doloroso, con fe ferviente, pensando en el mañana que gestamos, e el camino que abrimos, en el esfuerzo que ahorramos a los que deben sucedernos.

Y al recoger la herencia de los muertos, sepamos legarla, acrecentada, enriquecida de nuevos valores morales, más generosos y más audaces, a los que vienen tras nosotros, en marcha forzada hacia un fin infinito.

Ideal siempre, esperanza siempre.” (p. 304-5)

-Ernst Bloch (Ludwigshafen, Alemania, 1885 – Tübingen, 1977):
Geist der Utopie (1918/1923)
Das Prinzip Hoffnung (1938-1947)

Se trata de aprender la esperanza. Su labor no ceja, está enamorada en el triunfo ,no en el fracaso. La esperanza, situada sobre el miedo, no es pasiva como este, ni, menos aún, está encerrada en un anonadamiento. El afecto de la esperanza sale desí, da amplitud a los hombres en lugar de angostarlos, nunca puede saber bastante de lo que les da intención hacia el interior y de lo que puede aliarse con ellos hacia el exterior. El trabajo de este afecto exige hombres que se entreguen activamente al proceso del devenir al que ellos mismos pertenecen. No soporta una vida de perro, que solo se siente pasivamente arrojada en el ente, en un ente incomprendido, o incluso lastimosamente reconocido. El trabajo contra la angustia vital y los manejos del miedo es un trabajo contra sus autores, » en su mayoría muy identificables, y busca en el mundo mismo lo que sirve de ayuda al mundo: algo que es susceptible de ser encontrado. ¡Con qué abundancia se soñó en todo tiempo, se soñó con una vida mejor que fuera posible! La vida de todos los hombres se halla cruzada por sueños soñados despierto; una parte de ellos es simplemente una fuga banal ,también enervante, también presa para impostores, pero otra parte incita, no permite conformarse con lo malo existente, es decir, no permite la renuncia. Esta otra parte tiene en su núcleo la esperanza y es trasmisible. Puede ser extraída del desvaído soñar despierto y de su taimado abuso, es activable sin vislumbres engañosos. No hay hombre que viva sin soñar despierto; de lo que se trata es conocer cada vez más estos sueños, a fin de mantenerlos así dirigidos a su diana eficazmente, certeramente. ¡Que los sueños soñados despierto se hagan mási ntensos!, pues ello significa que se enriquecen justamente con la mirada serena; no en el sentido de la obstinación, sino de la clarificación. No en el sentido del entendimiento simplemente observador, que toma las cosas tal y como son y se encuentran, sino del entendimiento participante, que las toma tal y como marchan ,es decir, como debían ir mejor. Los sueños soñados despierto pueden, por eso, hacerse verdaderamente más intensos, es decir, más lúcidos, más desagradables, más conocidos, más entendidos y más en mediación con las cosas. A fin de que el trigo que quiere madurar pueda ser estimulado y recolectado.

(Extracto del Prólogo. Ernst Bloch, Principio Esperanza. 3 vol. Madrid: Biblioteca Filosófica. Aguilar, 1977-1980. Traducción de Felipe Gonzalez Vicen.) https://www.academia.edu/4710735/67902232-Bloch-E-El-principio-Esperanza-vol-I-1938-1947 )

-Hans Jonas (Mönchengladbach, Alemania, 1903 – New York, 1993): Das Prinzip Verantwortung. Versuch einer Ethik für die technologische Zivilisation. Frankfurt, 1979. El principo de responsabilidad. Ensayo de una ética para la civilización tecnológica. Barcelona: Editorial Herder, 1995. Traducción de Andrés Sánchez Pascual. Escaneado: https://doctoradohumanidades.files.wordpress.com/2015/04/jonas-el-principio-de-responsabilidad.pdf

Eduardo Galeano: La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.

-Película «Parasite»: https//archive.org/details/5509817

En directo desde Chile, viva lxs estudiantes

El CorAnimal de ayer conectó con Javiera Pizarro y Nancy Garín vía telefónica para que nos contaran desde Santiago de Chile  lo que está sucediendo en el país tras tres meses de continua movilización y a otros tres meses de un plebiscito con el que la población chilena decidirá sobre el cambio de su constitución, redactada en 1980 por Jaime Guzmán, texto con el que se garantizaba la continuidad de la dictadura.
Nos hablaron también de las violaciones a los derechos humanos ejercidas por el estado y la falta absoluta de reparación o de la simple garantía a la vida. Y de la activación de la ley de seguridad interior contra los secundarios por su reciente boicot a una prueba de acceso a la educación universitaria elitista.
Hablaron del poder de la mega-industria sobre los recursos naturales del país que precariza y dificulta la vida.
Y finalmente de la rearticulación política desde la izquierda en el país antes del plebiscito y de la necesidad que tiene la población movilizada de solidaridad y apoyo desde otros puntos del planeta. Con el Plata ta tá de Mon Laferte

*****
CorAnimal  se escucha en repetición los viernes de 17 a 18h desde Radio Almaina, la Radio libre, autogestionada y asamblearia de Granada, en el 88.5 de la FM granadina, y online desde www.radioalmaina.org

Asociación Aikido Kobayashi

Una hora de radio en CorAnimal con Sensei Arús por el universo del Aikido, yendo desde su creación de la mano de O Sensei, Morihei Ueshiba, a su evolución a través de las enseñanzas de sus discípulos, como la de 小林 裕和, Kobayashi Hirokazu, fundador del Aikido Kobayashi que ambos practicamos. Los últimos 20 minutos de programa los dedicamos a hablar de las clases del Ume no Dojo de Barcelona, y de los 20 años de la AKRAE (Asociación Kobayashi Ryu Aikido España), así como de las actividades organizadas para la celebración del 20 aniversario de la asociación que tendrá lugar este año. Con el sonido del Taiko de KyoShinDo, Nessun Dorma por Aretha Franklin y STABAT MATER de Luigi Boccherini

*****

A partir de ahora, podréis escuchar el CorAnimal en repetición los viernes de 17 a 18h desde Radio Almaina, la Radio libre, autogestionada y asamblearia de Granada, en el 88.5 de la FM granadina, y online desde www.radioalmaina.org